Casi mata a su expareja a martillazos y podría recuperar la libertad por la inacción de la Justicia

Al agresor de Fátima Aparicio se le vence la prisión preventiva. Para que le den domiciliaria, puso la dirección de su víctima como propia.

En mayo de 2019, Fátima Aparicio fue atacada a golpes y martillazos por su expareja en su casa de Tucumán. La mujer había llegado desde Salta escapando de la violencia de Luis Ernesto Rondón, el padre de sus tres hijos, quien ahora podría quedar en libertad.

Rondón está detenido en el penal Villa Urquiza, pero este viernes se vence la prisión preventiva, y si no se prorroga quedaría en libertad. Todo está en manos de las juezas Stella Maris Arce y Alicia Freidenberg, que aún no tomaron ninguna determinación sobre el caso.

Luis Ernesto Rondón (Foto: web)

Luis Ernesto Rondón (Foto: web)

Para colmo, el agresor usó la dirección de su víctima como propia al momento de ser interrogado. Por eso la Justicia rechazó un pedido de prisión domiciliaria presentado hace dos meses, ya que pretendía cumplirla en el departamento de Fátima, con ella.

“Hicimos todas las presentaciones en tiempo y forma desde marzo, pero la prórroga todavía no se firmó”, le dijo Fátima a TN.com.ar. Por miedo a lo que pueda pasar, la mujer dejó a sus hijos en otra casa: “Que le haga algo a mis hijos sería imperdonable para mí”.

Casi mata a su exmujer a martillazos y podría recuperar la libertad por la inacción de dos juezas

Casi mata a su exmujer a martillazos y podría recuperar la libertad por la inacción de dos juezas

Fátima sigue casada con el hombre que intentó asesinarla, porque llegó a robarle los documentos para que no pudiera dejarlo. Con ayuda de la Oficina de Violencia Familiar y de Género, pudo escaparse con sus hijos a Tucumán, pero él continuó hostigándola por teléfono durante un año.

Una semana antes del ataque, intentó denunciarlo pero la burocracia no se lo permitió. “Me mandaron a hacer pericias psicológicas, psiquiátricas y médicas, y dijeron que volviera cuando tuviera los resultados”, recordó. Él la encontró antes que pudiera volver.

El hecho​

Como cualquier otro día, la mañana del 8 de mayo de 2019 Fátima salió a llevar a sus hijos al colegio, y al regresar, cuando se estaba por dar una ducha, encontró a Rondón dentro del baño, detrás de las cortinas. “Cuando le vi los guantes que tenía puestos me imaginé lo que estaba por hacer”, recordó en una entrevista con Los Primeros.

Así quedó el departamento de Fátima (Foto: web)

Así quedó el departamento de Fátima (Foto: web)

Cuando intentó correr, su ex la agarró e intentó asfixiarla, pero como no lo logró, la golpeó en la cabeza con una maza hasta desmayarla. “Recuerdo siete martillazos, pero por lo que me dijo el médico forense, me pisó la cabeza”.

Los vecinos escucharon ruidos extraños y se acercaron a ver qué ocurría. Cuando notaron la sangre saliendo por debajo de la puerta, la rompieron para entrar y encontraron la tremenda escena. Fátima aún estaba con vida.

Fátima estuvo dos semanas en coma (Foto: web)

Fátima estuvo dos semanas en coma (Foto: web)

​La mujer estuvo dos semanas internada en coma en el Hospital Padilla, con edema pulmonar, coágulos en el cerebro y fracturas en el maxilar. Contra todos los pronósticos, Fátima sobrevivió para contarlo, para pedir que se haga justicia y que su agresor no salga de la cárcel.

“Si a este hombre lo dejan en libertad yo tendré que irme de la provincia y del país. ¿Quién me garantizará que este hombre no me buscará para terminar lo que empezó?“, se pregunta, temerosa, mientras espera que la Justicia actúe en las próximas horas.

Fuente: Vía País

© PyG. Según Art.28 de Ley 11.723 «Las noticias de interés general podrán ser utilizadas, transmitidas o retransmitidas; pero cuando se publiquen en su versión original será necesario expresar la fuente de ellas». En consecuencia, PYG no se hará responsable de la información publicada, cuando se cite la Fuente de la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: