Caso Espinoza: los policías cada vez mas complicados, habrían encontrado rastros de sangre en una camioneta Kangoo

Se peritó la camioneta Kangoo de uno de los policías que habría llevado el cuerpo herido de Luis Armando Espinoza luego del operativo policial, en el que testigos, afirman que hubo un enfrentamiento y disparos. En el vehículo se habrían encontrado rastros de sangre cuando se hizo la prueba de luminol.

La periodista de Los Primeros y LV7, Mariana Romero, en sus redes sociales publico un vídeo en el cual informó ayer por la noche, los últimos detalles de la causa que habrían sido aportados por la abogada de la familia Espinoza, Cinthia Campos.

La periodista expresó que la letrada le habría informado que las pericias de luminol (sustancia química que se utiliza para detectar sangre) que se hicieron sobre la camioneta, que habría transportado el cuerpo de Espinoza, dieron positivo y que esto confirmaría la hipótesis de la familia y los lugareños.

Los hechos

Luis Armado Espinoza esta desaparecido desde el ultimo viernes cuando fue a ver una carrera de caballos ilegal. Según testimonios de familiares el joven podría haber sido asesinado durante un operativo realizado por la policía y su cuerpo habría sido desaparecido por los efectivos de la policía.

Por este hecho nueve efectivos de la policía provincial fueron puestos en disponibilidad mientras son investigados por la desaparición del hombre.

Luis A. Espinoza

Espinoza, de 31 años, salió el viernes a la tarde de su casa de la localidad de Rodeo Grande, en el departamento Simoca, para ir al paraje «El Melcho», 70 kilómetros al sur de la capital tucumana. Pero nunca regresó.

Ese mismo día, según denunciaron los familiares del joven desaparecido, efectivos policiales realizaron un operativo en la zona para dispersar a los participantes de una carrera de caballos organizada en plena cuarentena.

Testigos afirmaron que Luis Armando Espinoza y su hermano, Juan Antonio, fueron abordados y atacados por los uniformados a pesar de que ellos no habían participado de la «cuadrera». Mientras que Juan terminó tendido en el piso, inconsciente, tras haber recibido un fuerte golpe en la cabeza, a Luis se lo habrían llevado detenido.

Lugareños denunciaron que hubo disparos y que en el lugar donde se produjo el enfrentamiento encontraron restos de sangre. Ademas, vieron merodear por la zona una camioneta que sería propiedad de uno de los oficiales de la zona. Familiares de Espinoza protestaron el domingo con un corte de ruta, en el que denunciaron que Luis Armando habría sido ultimado por los policías y que su cuerpo habría sido cargado en esa camioneta para luego ser arrojado a las aguas del dique El Frontal, que Tucumán comparte con la vecina provincia de Santiago del Estero.

Tras la denuncia de los familiares, el Ministerio de Seguridad Pública de la Provincia resolvió suspender a los efectivos policiales que habrían participado del operativo e inició un amplio rastrillaje en el departamento Simoca para dar con el paradero de Espinoza.

La investigación del hecho quedó a cargo de la Fiscalía I del Centro Judicial de Monteros, a cargo de Mónica García de Targa, quien convocó al Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) del Ministerio Público Fiscal para colaborar con las tareas.

La fiscalía solicitó el secuestro de las armas y de los uniformes de los policías que habrían participado del operativo, además de una camioneta en la que se movilizaban los uniformados, para ser sometidos a peritajes.

Por disposición de García de Targa se realizaron trabajos periciales en el lugar de los hechos y se recuperaron casquillos de balas que podrían haber sido disparadas en el episodio relatado en la denuncia.

Con el avance de la investigación se obtuvo el relato de testigos, se realizó la toma de muestras para laboratorio y hubo rastrillajes durante todo el fin de semana.

Hoy, un equipo de Criminalística del ECIF comenzó el peritaje de las armas reglamentarias secuestradas para determinar si existen de residuos de disparos recientes, su estado de funcionamiento y la comparación balística con las vainas servidas halladas en los rastrillajes realizados en el lugar donde se produjo el incidente.

Fuente Los Primeros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: