En tucuman los transportes públicos funcionan con frecuencia de domingo

Los trabajadores exceptuados del aislamiento social y obligatorio expresaron su malestar por la demora de las unidades desde que establecieron la medida. Los empresarios aseguran que funcionan con frecuencia de domingo. Preocupación por el daño económico que ya causa la pandemia.

La frecuencia de los colectivos fue disminuida para favorecer el aislamiento.-

Mañana viernes, se cumple una semana desde que el Gobierno Nacional decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio para todos los ciudadanos del país, a excepción de personas que realizan trabajos indispensables, como las fuerzas de seguridad o trabajadores de la Salud.

Estos últimos, que deben asistir a sus lugares de trabajo y salir prácticamente en horas de la madrugada, expresaron su malestar ante la poca frecuencia de las unidades tras el decreto.

“Llegue tarde al trabajo porque los buenos de las empresas de los colectivos no pasan en los horarios habituales.Yo a mi lugar de trabajo entro a las 6 de la mañana. Desde las 5.10  estuve esperando la línea 101 que sale de Villa Mariano Moreno y eran las 6.45 y nunca apareció”, se quejó Facundo, que envió un mensaje a nuestro diario. Esta demora lo obligó a llamar un taxi para asistir a trabajar, ocasionándole un importante gasto.

Las quejas de este estilo se repitieron en la cuenta de Facebook de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (AETAT), donde los usuarios volcaron su bronca ante la demora de los colectivos.

Jorge Berreta, vicepresidente de AETAT, habló con eltucumano.com y explicó que la frecuencia desde que se estableció el aislamiento es la de los día domingo. “Disminuimos no en base a la demanda, sino habría menos coches”, señaló el empresario.

“Yo todas las mañanas hago controles para que no quede nadie a pie y los colectivos están circulando con entre 5 y 12 pasajeros a la hora pico. Seguramente hay menos servicios que en un día normal pero satisface largamente la demanda que hay”, agregó Berreta que luego se mostró preocupado por el contexto de crisis que atraviesa y atravesará la economía tras la pandemia.

No se está recaudando un centavo, pero lo más importante hoy en día es prestar el servicio, tratar de pasar la crisis sanitaria de esta pandemia. Pero esa es la realidad. Estamos trabajando en base a vocación y obligación”, señaló el referente de los empresarios.

“Nosotros para solidarizarnos socialmente y cumplir con nuestra responsabilidad empresarial no le estamos cobrando a las fuerzas de seguridad, ni personal de Salud y algunas otras actividades. La verdad que esto es un caos y entendemos que si no pasamos la pandemia, no hay economía posible”, analizó Berreta que adelantó que una vez que se levante la medida iniciarán gestiones con Nación para recomponer la situación. 
Barbijo y confusión

Otras de los reclamos de los usuarios del transporte público fue el uso del barbijo en las unidades, que de acuerdo a algunos mensajes, era pedido por los choferes como un requisito sanitario obligatorio para circular.

“Esto sucedió porque en un par de controles los agentes de Policía les dejaban esas indicaciones a los choferes”, explicó Berreta, que luego dejó en claro que esto ya fue aclarado y no es obligatorio su uso. “Nos comunicamos con el ministro Maley, que nos atendió de la mejor manera y con UTA (gremio que nuclea a los choferes) para bajar la línea concreta de que el pasajero no tiene la obligación de usar barbijo”, finalizó.

fuente: El Tucumano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: